Habas&Cicoria

Hoy le atraigo un plato que sabe a nuestra tierra en Italia, a Puglia, tiene nostalgia y recuerdos a mi nonna, tiene aroma a familia y personalidad gigante aunque es un plato “sencillo” y de la cocina “pobre” para mí es un lujo comerlo, ya que los ingredientes no se encuentran fácilmente aquí en CR y como les digo puede llegar a ser tan Grande como el cariño que siento al prepararlo.

La Cicoria (achicoria) la cultiva mi papá en la finca de San Vito (donde están los colonos italianos, o bien las raíces de los que vinieron hace más de 50 años), y la siembra trayendo las semillas de Italia. La Cicoria es una hierba que no todos aman porque es amarga, pero eso es lo que la hace especial y que tenga muchísimas propiedades benéficas para la salud.

Pero bueno aquí les reí ahí mi versión de “fave e cicoria” que también aquí cuesta conseguir habas pero bueno yo me las arreglo con algún grano de frijol similar.

Aquí les traigo mi receta:

Ingredientes:

  • 1 bolsa de habas secas o frijol piña (blanco y grande)
  • 2 tomates pera bien maduros
  • 2 hojas de Laurel
  • Agua
  • Cicoria la cantidad necesaria (prueba a cambiarlo por espinacas, acelga, kale)
  • Aceite de oliva EV
  • Sal y pimienta
  • 2 dientes de Ajo

Procedimiento:

La noche antes es necesario dejar las habas o frijoles piña en abundante agua limpia.

Al día siguiente verás como si se hubieras abierto por la mitad y procedemos a limpiar quitando la piel y dejando únicamente la pulpa del frijol haba/

Una vez limpias y sin piel, las ponemos en una olla de paredes altas y cubrimos de agua, agregamos los tomates, sal pimienta y las olas de laurel y ponemos a cocinar por aproximadamente 45 minutos.

Las habas estarán tan suaves que se comenzarán a romper y parecerá una papilla. Transcurrido el tiempo dejamos enfriar en la olla.

Ahora procedemos con las hierbas (Cicoria) como es bastante amarga usamos lavarlas al menos unas 3 a 4 veces. Le corto parte del tallo dejando solo las hojas y cada 15 minutos votamos el agua donde estarán reposando, de esta forma las hacemos “más dulces”. Sin cortarlas pongo una olla con agua a hervir y procedo a dejarlas en el agua por unos 15 minutos. Retiro del fuego y procedo a escurrir el agua en exceso presionando con las manos. Reservo. Si gustan pueden congelarla en bolsitas, para cuando la deseen utilizar.

Yo la dejé descongelar y con las manos seguí presionando en el caso que tuviera todavía agua.

En una sartén coloqué un buen chorro de aceite de oliva, los dientes de ajo. El chile picante y sal y pimienta y saltamos la hierba hasta rebosar.

Ahora tomamos las habas y las licuamos o procesamos hasta que quede una pasta densa y homogénea ( eliminar las hojas de laurel)

Listo, podemos calentar nuevamente las habas en la misma olla y emplazamos…

Una cama de puré de habas, sobre el colocamos la Cicoria y regalos todo con aceite de oliva de muy buena y alta calidad.

Estamos listos para degustar!!! Se acompaña el plato con pedazos de pan tostado.

Buen provecho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s